Zonas de producción

  • Murcia

    Campo de Cartagena

    Los Urrutias

    Totana

  • Albacete

    Caudete

    Hellín

  • Alicante

    Villena

  • Almería

    Níjar

La Región de Murcia, y su rica huerta, están consideradas una de las tierras más fértiles y prósperas de toda España, dando origen a una industria agraria basada en la calidad, el equilibrio medioambiental, con un altísimo porcentaje de riego por goteo, y la inversión en I+D+i para garantizar la viabilidad de los nuevos cultivos implantados y la rentabilidad de los tradicionales.

Especial mención se merece toda la zona del campo de Cartagena que concentra una de las mayores zonas productoras de lechuga del levante Español.

Control del proceso

Preparación del suelo

En las parcelas seleccionadas para implantar un nuevo cultivo, los restos del cultivo anterior se incorporan al terreno como materia orgánica o bien sirven de alimento al ganado. Posteriormente, usando los métodos adecuados, el suelo se deja libre de malas hierbas y se prepara para el cultivo proporcionándole la aireación y el drenaje adecuados y mejorando en su caso las estructura del mismo.

La elección del suelo empleado para la producción de nuestros cultivos se realiza buscando las mejores condiciones fisico-químicas; como grado de salinidad, pH y textura.

Las operaciones de preparación del suelo se llevan a cabo desde el final del verano, incluyendo la eliminación de la suela de labor, incorporación de materia orgánica y desinfección por solarización del terreno. Antes de la siembra o el trasplante y con el tiempo suficiente para no sobrepasar el plazo de seguridad, se aplican los herbicidas.

Siembra / Transplante

Las semillas utilizadas en los diferentes cultivos que realiza KERNEL, provienen de productores autorizados oficialmente con certificado de plaguicidas y pasaporte. Están adaptadas a los periodos de plantación y a las condiciones de las diferentes áreas de cultivo donde van a ser trasplantadas.

Poseemos nuestro propio semillero donde la plántula se aclimata tras la germinación durante los primeros estadíos del cultivo, manteniendo el nivel óptimo de humedad y temperatura así como de los fertilizantes y el riego.

La plantación se realiza en camas ajustando la densidad de acuerdo al tipo de semilla, la posibilidad de reducir el ataque de plagas y enfermedades y a hacer posible el correcto desarrollo del cultivo y la adecuada ventilación del suelo.

Las semillas son seleccionadas en base a:

  • Resistencia a enfermedades, virus, plagas (áfidos) y fisiopatologías.
  • Características de la planta.
  • Aclimatación a la zona de cultivo.

Calidad organoléptica: El transplante se realiza con una máquina transplantadora semiautomática

Riegos

Cada finca posee un sistema de riego localizado con el cual se riega y se aplican los fertilizantes.

El agua de riego se obtiene de pozos y, cuando es posible, del Trasvase.

Periódicamente se realizan análisis fisico-químicos y microbiológicos de este agua para detectar cualquier posible cambio que pudiera causar problemas al cultivo.

Poseemos una planta de desalinización localizada en el área de mayor demanda, que es utilizada cuando es necesario.

En este sentido tratamos de evitar en lo posible el incremento de sales en el suelo con el consiguiente problema en aguas superficiales y subterráneas y en general de contaminación del medio; e insistimos en llevar a cabo una correcta administración y dosificación del agua para minimizar en lo posible el mal uso de este limitado recurso natural.

Uso racional de fertilizantes

Se realizan análisis físico-químicos del suelo que se tendrán en cuenta para realizar las aportaciones de fertilizantes.

Se aplica materia orgánica para mejorar la fertilidad del mismo así como su estructura.

Se analiza previamente esta materia orgánica para evitar posibles contaminaciones.

Se cuida al máximo las aportaciones de nutrientes en cobertera principalmente nitratos, teniendo en cuenta además de los análisis, el estado fenológico de la planta. El abono se aplica en el riego.

Uso racional de plaguicidas

Actualmente el 100% de la producción de KERNEL es integrada, y además estamos haciendo cultivo ecológico, que representa aproximadamente un 20% de nuestra producción total.

Este tratamiento integrado se basa en:

  • Identificación precisa del organismo.
  • Control de las cosechas, mediante registros de la existencia de plagas, enfermedades y agentes biológicos o de daños producidos por ellos.
  • El control abarca la utilización de trampas (adherentes o feromonas) siempre que sea posible, así como la valoración visual in situ de la presencia del organismo en la cosecha.
  • Los niveles de umbral (ya sean establecidos o desarrollados internamente) de la plaga, la enfermedad y los agentes biológicos se emplean para determinar y justificar las acciones posteriormente emprendidas.
  • Las observaciones se ampliarán a las cosechas de los alrededores y a los huéspedes de las plantas, a fin de poder alertar con antelación del aumento real o posible de la población dañino, así como controlar las poblaciones de organismos beneficiosos.
  • Respecto al uso de pesticidas químicos, KERNEL utiliza productos registrados y aprobados para su uso o productos fitosanitarios acordados en los Protocolos Específicos de los Cultivos efectuados en conjunción con AGRIVERA Y TESCO; respetando los plazos de seguridad para obtener así productos libres de residuos.
  • Las aplicaciones son realizadas por personal cualificado y convenientemente equipado para evitar cualquier intoxicación.
Recolección

La recolección de los diferentes cultivos se realiza cuando la planta ha llegado a su estado óptimo según su variedad y de acuerdo a los requerimientos del cliente. También se tienen en cuenta las condiciones meteorológicas y el momento de la recolección.

La recolección se lleva a cabo manualmente o con una máquina de recolección automática, y es transportada a los almacenes en camiones frigoríficos.

Cadena de frío

En el campo es donde comienza la cadena de frío de todos los productos comercializados por Kernel Export S.L. , la cual es mantenida estrictamente durante el procesado de la materia prima, su almacenamiento, carga y transporte hasta el consumidor.